TIPOS DE CONTENEDORES PARA DESTRUCCIÓN DE DOCUMENTOS

En la destrucción confidencial de documentación (DCD), entran en juego factores muy diferentes, como es la clase de contenedor que utilizaremos. Los tipos de contenedores para destrucción de documentos pueden clasificarse según diferentes categorías, siendo dos de las más relevantes la capacidad de volumen y su movilidad.

Lo cierto es que, hoy en día, las empresas de DCD deben estar preparadas no solamente para deshacerse de papel, sino de toda clase de soportes que pueden integrar información comprometedora, ya sea para la propia empresa o institución, para clientes, para trabajadores…

En Anobium disponemos de contenedores de todo tipo, desde los más moderados en dimensiones a los más grandes. Las empresas, sean del tamaño que sean, deben tener un perfecto control sobre los datos personales.

La filtración de datos puede conllevar sanciones millonarias, por lo que el error no es una opción. No hay dejar espacio a incidencias imprevistas por una mala planificación. Una empresa dedicada en exclusiva a la destrucción de documentos, le dotará de los elementos necesarios para que todo funcione como es debido.

Uno de los modelos existentes es el contenedor metálico de 70 L para DCD. Se trata de los modelos más interesantes desde un punto de vista económico, ya que siendo compacto proporciona una gran servicio, eso sí, para empresas u organismos con poco personal y poco tránsito de documentación. Entre las características de este contenedor, el cual podemos considerar como básico, destaca el cierre de seguridad, apertura por el área superior, materiales ignífugos, grabación del identificador y unas altas prestaciones en cuanto a transporte y movilidad.

Por el contrario, el modelo de 415 L sería de los mayores en este área. Tiene una gran capacidad, pero lo cierto es que su tamaño no lo hace propicio para cualquier espacio. Se trata de una estructura amplia y que no es propia para espacios pequeños. Es idónea para grandes instituciones o grandes empresas. Igualmente al modelo inferior anteriormente nombrado, es totalmente ignífugo, presenta apertura en la parte superior y, esta vez, admite un peso que ronda los 150 kg.

Otro tipo de contenedor para destrucción de documentos es el que va acompañado de saco, un depósito con formas más agradables y estéticas que los anteriormente nombrados. Su tipo de estética se adaptará a la de la empresa u oficina que corresponda, ya que incluso puede aplicarse el logo de la compañía. Este tipo de contenedores poseen apertura posterior, bastidor para la disposición del saco, cierre de alta seguridad y todo tipo de detalles para una invisibilidad total de lo que hay en su interior.

¿Qué es un contenedor de destrucción de documentos?

Cuando hablamos de un contenedor para destrucción de documentos, estamos refiriéndonos a un depósito para introducir la documentación que, por ley, tiene que ser destruida.

Sin embargo, todavía hay responsables de compañías e instituciones que no conocen la gravedad de lo que supone la filtración de información sin consentimiento. Del mismo modo, hay aún muchas personas que se preguntan ¿qué es un contenedor de destrucción de documentos? Como hemos indicado, un contenedor de estas características tiene que tener una serie de especificaciones técnicas. La normativa no solamente es estricta con el modo en que debe destruirse la documentación, sino también con los depósitos o contenedores en los que se depositarán y custodiarán los papeles y soportes que corresponda.

Una vez guardados en los contenedores (recordemos que estos pueden ser de muchas capacidades), el personal especializado en destrucción de documentos se hará cargo del contenedor y de todo el proceso hasta que finalice con la eliminación de los datos.

Según sea la empresa, oficina o institución, habrá que recurrir a un tipo u otro de contenedor, sobre todo en cuanto a su capacidad por litros. Otro dato importante es el material de los contenedores. Estos, además de ser ignífugos, deberán ostentar una serie de características específicas, como cierre de seguridad, identificador grabado y otras especificaciones de las que puede tomar información.

Contenedores para destrucción de documentos en empresas

Para cumplir fielmente lo dicho en el Reglamento General de Protección de datos, hay que estar bien cubiertos, también en el aspecto técnico. Los contenedores para destrucción de documentos en empresas son indispensables si queremos conseguir fiabilidad en uno de los procesos más comprometedores para empresas y organismos.

Desde que la ley se endureció respecto a la filtración de datos personas, numerosas empresas, particulares y organismos públicos, han tenido que darse prisa en ponerse al día. Y para actualizarse, nada mejor que contar con una empresa en Zaragoza especializada en la destrucción de documentos.

Los contendores para destruir documentación de empresas, serán custodiados hasta llegar al área de destrucción. Uno de los puntos más importantes en este aspecto, es la fiabilidad de la custodia, o sea, si durante todo el proceso, los documentos están efectivamente blindados contra cualquier intento de sustracción, fraude…

Cuando finaliza el servicio, Anobium entregará un certificado conforme se ha destruido de modo seguro, el material almacenado. Con este certificado, el interesado ya podrá demostrar que la información extraída de la oficina, empresa, etc., está destruida y podrá sentirse tranquilo respecto a multas o amonestaciones por parte de las autoridades.

Destrucción de documentos en Zaragoza

La posibilidad de destruir documentos en Zaragoza de forma segura, está más cerca que nunca gracias a nuestro equipo de profesionales. Acostumbrados a tratar todo tipo de información, nos haremos cargo tanto de documentación en papel como en otros soportes.

Las instituciones y empresas aún guardan mucha información en papel, por lo que las empresas dedicadas a este sector han de estar perfectamente equipadas en este sentido. El papel se destruirá para posteriormente pasar a una planta de reciclado.

Pero no solo el papel deberá ser eliminado por nuestra empresa de destrucción de documentos en Zaragoza.

De hecho, uno de los principales sentidos de la implementación de los nuevos cambios en las leyes, obedecen al hecho del cambio en el tratamiento de la información.

Si antes la práctica totalidad de la documentación confidencial, se presentaba en soporte de papel, en la actualidad los soportes telemáticos, ofimáticos, informáticos, etc., deben ser también objeto de una custodia segura y destrucción.

Capacidad contenedores destrucción de documentos

Gracias a una empresa de destrucción de documentos en Zaragoza, empresas y organismos de la capital de Aragón, lograrán de una vez por todas estar seguros respecto al tratamiento dado a los datos de sus clientes, trabajadores, directivos y otro personal. Recordemos que la filtración de datos personales de cualquier tipo, incluyendo direcciones, acarrea sanciones que, literalmente, pueden arruinar al organismo o empresa responsable de la filtración.

Los tipos de contenedores para destrucción de documentos se diferencian sobre todo por dos factores:

  • Capacidad
  • Material

En nuestra empresa de eliminación de datos, se fabrican contenedores de diferentes dimensiones, para diferentes volúmenes de documentación. La mayor parte de la documentación que crea problemas por volumen, está plasmada en papel. Si bien es cierto que muchos de los soportes que contienen datos son de otros materiales, el papel sigue siendo de los más utilizados en oficinas, empresas e instituciones de todo tipo.Teniendo en cuenta el factor capacidad, podremos diferenciar distintas clases de contenedores para eliminación de papeles y cartones.

Se diseñan teniendo en cuanta dónde, para qué y para cuánta documentación se utilizarán. La empresa fabricante habrá de tener en cuenta elementos como el espacio, las dimensiones, la estrechez de los pasillos de la fábrica en donde vayan a ser utilizados… En cuanto al tamaño, podemos clasificarlos así:

  • Capacidad de 70 litros. Su altura ronda el medio metro de altura, por 40 cm de ancho y también 40 cm de largo. Los contenedores de 70 litros tienen una capacidad para albergar 35 kg. de peso.
  • Capacidad de 100 litros. Los contenedores con esta capacidad están pensados para empresas u oficinas con poco personal, al igual que los de 70 l.
  • Capacidad de 190 litros. Su diseño permite también su integración en pasillos sin que suponga un obstáculo.
  • Capacidad de 240 litros. En este tipo de contenedores pueden caber papeles y cartones con un peso máximo de 120 kg. Están diseñados para establecimientos con un gran volumen de trabajo. Los recipientes con capacidad de 240 litros suelen ser utilizados en grandes empresas, en lugares en los que haya mucho movimiento de papel para su reciclaje o destrucción frecuentes.
  • Capacidad de 400 litros. Al ser los más grandes, hay que tener en cuenta que pueden suponer un obstáculo, sobre todo si no están colocados en el emplazamiento adecuado. Antes de utilizar un contenedor de este tipo, hay que estar seguro sobre su lugar de ubicación. Como en el caso anterior, son muy utilizados para grandes empresas en las que hay reciclajes y destrucciones masivas de documentos, sea con mayor o menor periodicidad.

También pueden ser clasificados los tipos contenedores en función a los materiales con que han sido fabricados. Los plásticos HDPE (polietileno de alta densidad) y el policloruro de vinilo (PVC) son de los más utilizados en el sector de los recipientes para destrucción de documentos.

La resistencia es uno de los factores que nunca deben faltar en depósitos pensados para guardar, custodiar y trasladar datos personales e información comprometedora referente a la empresa, institución o personas particulares.

Las ruedas son elementos que incorporan muchos de los contenedores para reciclaje de papel, elementos para un transporte según las necesidades. Gracias a las ruedas, el manejo de los contenedores resulta muy fácil, pudiendo transportarse por lugares amplios, doblar esquinas y acceder por rampas.

Todos los tipos de contenedores para eliminación de documentos han de integrar un cierre de seguridad. Infórmese con nuestros técnicos sobre las diferentes clases de depósitos para papel y cuál sería el más indicado para la empresa que necesita el servicio.

¿Por qué son tan útiles los contenedores para destrucción de documentos?

Básicamente, los contenedores para destrucción de documentos son depósitos o recipientes de seguridad, en los que se guarda la documentación sensible que no puede ser dejada al descontrol.

Los recipientes han de integrar sistemas para que la apertura sea imposible para personas ajenas. Los sistemas de cierre son de los puntos más sensibles en el campo de los contenedores para documentos, son puntos de cierre a los que solamente deberán tener acceso los técnicos autorizados. La autorización ha de partir de certificados que dejen bien claro la capacidad profesional de los técnicos.

También en la certificación constará el tipo de contenedor y el uso para que será destinado. Como hemos indicado en el apartado anterior, hay muchos tamaños de depósitos o recipientes, clases que se diferencian sobre todo por sus dimensiones. Además de la calidad del recipiente, es necesario que los operarios que lo custodien estén perfectamente formados y tengan la experiencia necesaria para evitar problemas y adelantarse a posibles incidencias.


INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE